Calorías Sandías

Calorías Sandías

La sandía, como su nombre lo indica, se compone de un 90% de agua. Además, contiene mucha vitamina C y vitamina A.

Esta fruta africana procedente de África también goza de gran popularidad en nuestra región. Especialmente en verano, el sabor refrescante de la pulpa roja es un verdadero placer.

La sandía se compone principalmente de carbohidratos. Aún así, con solo 24-38 calorías por cada 100 gramos de fruta, es haya.

Nutrientes en la sandía

Además de su contenido en vitamina C, la fruta es rica en hierro y magnesio. Cuanto más fresco se consume el melón pobre en calorías, más valioso es como alimento diario. Debido a que la vitamina C contenía volátiles demasiado rápido, la fruta se almacena demasiado tiempo o de forma incorrecta.

Por lo tanto, siempre debe almacenarse en el refrigerador y consumirse lo antes posible después del primer corte. Alternativamente, puede comprar la mitad o cuatro melones en el minorista.

Calorías deficiente refresco

Los egipcios ya pueden probar la jugosa fruta. Hoy, 4.000 años después, sigue siendo muy apreciado por su pulpa de fruta baja en calorías. No en vano es la protagonista de todas las buenas fiestas en el jardín del verano.

Debido a que la sandía está muy extendida en todo el mundo, en realidad tiene una temporada durante todo el año. En nuestras latitudes solo está disponible en las estaciones más cálidas.

¿Cuándo está maduro el melón?

El grado de madurez se puede ver mejor recurriendo a las mitades de melón ya medio cortadas. Esto hace que sea muy fácil observar la calidad de la pulpa. No debe ser de color rojo oscuro fangoso ni blanco. Un tono de rosa rojizo es ideal.

La sandía entera se puede juzgar mediante la prueba de batido en términos de su madurez. Al golpear la fruta se debe escuchar un tono completo y apagado. Si el batido suena hueco y «metálico», entonces el melón aún no está completamente maduro.

Posibilidades de uso

Como aperitivo pobre en calorías envuelto en tocino magro, es un verdadero paladar. Por supuesto, también se puede procesar en batidos. Con su contenido de agua, solo se puede encantar un helado espeso con la fruta, pero un sorbete de melón no es menos delicioso. En verano, se valora como ingrediente de un bol refrescante.